COTARD “Ojibwa” (2016)

¡ Comparte esta noticia !

cotard_ojibwaDe la insigne villa de Alcalá de Henares nos llegan Cotard con su segundo disco, tras un debut que pusieron en circulación en 2014 con el nombre de “Nunca más”, del que no tenía conocimiento hasta la fecha.

Este segundo disco se llama “Ojibwa”, nombre tomado de una tribu nativa de América del Norte, encontrando en su interior encontramos 10 buenos cortes de heavy metal melódico (más una pequeña intro), con caña, energía y mucha fuerza, dejando hueco a armonías que enganchan a las primeras de cambio.

El grupo se sustenta sobre dos bases. De una parte, la contundente parte instrumental formada la poderosa base rítmica construida por Javier López (bajo) y Pedro Maza (batería), más unas guitarras afiladas y firmes en los riffs e inspiradas en los solos a cargo de Carlos Sánchez. Y del otro lado, la grandiosa voz de Celia Noguera, que consigue atraer para sí la mayor parte de la atención del oyente. Limpia, potente y siempre entonada, Celia se muestra como el mayor activo del grupo.

El disco tiene cortes realmente brillantes como “Al despertar”, un hit-single en potencia que aúna lo mejor de todo el trabajo: directa, contundente, con grandes guitarras y una voz impresionante. Ciertamente el mejor tema del disco, al que siguen de cerca otros como “Desde aquí hasta el sol”, la sureña “Cae” o “Contra el muro”, en el que colabora Óscar Sancho para construir un tema pleno de fuerza.

El disco es variado alrededor de una línea común, con lo que su escucha es amena y pasa en un suspiro, dejándonos disfrutar de la voz de Celia en todo momento. “Mi hora” es un buen ejemplo, liderando la contundencia de sus compañeros en la parte instrumental. También disfrutamos de un tema como “Culpable”, con una cadencia cercana al blues que le hace especialmente interesante.

En el otro lado de la balanza, la balada “Será tarde” es el punto más flojo del disco. En mi opinión, ni las musas les acompañaron en el momento de su composición ni al grupo se le ve cómodo en su ejecución hasta la segunda mitad del tema, cuando añaden la energía que sí dominan.

Salvo este lunar, estamos ante un disco interesante de una banda a la que será bueno seguir de cerca. Seguro que nos darán muchas alegrías.

Imagen de previsualización de YouTube

Shan Tee