MONTERREY “Monterrey” (2016)

¡ Comparte esta noticia !

monterreyEn septiembre de 2011, esta santa casa organizó un concierto para celebrar los 10 años de andadura de The Sentinel en la red. Una fiesta muy especial en la que contamos con la presencia sobre las tablas de Atlas, como referente del hard rock nacional, Cover Band, grupo de versiones con uno de sus miembros ligado por aquel entonces a la web, un pequeño set acústico a cargo de Julio Castejón, y un nuevo grupo, recién formado, en el que militaban músicos experimentados del rock nacional: Monterrey. En aquellos días la formación de Monterrey estaba tan verde que incluso tuvieron que acortar el set porque no tenían suficientes temas preparados para presentar en directo. Aún así dejaron buenas sensaciones y la promesa de tener pronto el grupo listo por completo tanto para conciertos como para grabar un disco.

La espera se ha hecho más larga de lo previsto. Han pasado 5 años desde aquella noche hasta que por fin tenemos entre las manos el debut de Monterrey. En este tiempo, múltiples cambios de miembros han dado la vuelta al grupo hasta el punto que únicamente José de Benito “Pajarito” (guitarra) se mantiene de aquella formación que tanto nos gustó en nuestra fiesta de aniversario. El que fuera guitarrista de Sobredosis en los ’80 se ha mantenido en el timón hasta dar con la formación estable que ha grabado este EP: El cantante Julio Dávila (ex Mr. Rock), Julio Gutiérrez “Guti” al bajo, Nacho Arriaga (Arwen) a la batería, Pavel Mora en los teclados y Manolo Arias en la otra guitarra, compaginando su permanencia en Monterrey con Atlas. Además, el mayor de los Arias ha asumido las tareas de productor en este disco.

Este EP homónimo que sirve como carta de presentación discográfica de Monterrey contiene 5 temas, suficientes para conocer la calidad de su propuesta aunque nos hubiera gustado disponer de un disco completo del que poder disfrutar. Cosas del marketing y de adaptación al estado del rock nacional, supongo.

Como era de esperar viniendo de músicos con tantos años de carrera y, sobre todo, conociendo el estilo en el que se históricamente se han sentido cómodos, no podíamos esperar que se aventuraran en tendencias innovadoras o buscaran reinventarse en un género nuevo y original. Bien al contrario, Monterrey se mueve en terreno conocido, con ese hard rock de aroma clásico que bien podríamos bautizar como AOHR (Adult Oriented Hard Rock), perdonen ustedes mi atrevimiento. El caso es que el disco suena a los clásicos del hard rock de finales de los ’70 e inicios de los ’80, en especial a aquellos primeros Whitesnake con Jon Lord y Mickey Moody, antes de que la laca y los dólares cambiaran para siempre al grupo de David Coverdale.

Los 5 temas incluidos en el EP suenan elegantes y con carisma. Ninguno de ellos es muy rápido ni muy duro, sino que su propuesta contiene ese feeling heredado del blues que les hace tan atractivos sin recurrir a la agresividad, ni en la voz de Julio Dávila, a quien se le ve cómodo en todo momento, ni en la instrumentación general, con predominio de las guitarras de José de Benito y Manolo Arias, que llevan el peso de los temas y que combinan los solos con acierto, junto una base rítmica precisa en la que tanto Julio Gutiérrez como Nacho Arriaga han encontrado el punto ideal para darle a los temas la cadencia adecuada.

Mención aparte merece Pavel Mora, quien le da el punto elegante a las composiciones, ya sea con piano o teclados, aumentando la sensación ya mencionada a los primeros Whitesnake, desde el piano inicial del fantástico “Encadenado a tu piel” hasta el Hammond utilizado en “Ya no tengo tu amor”.

El tema elegido como single es “Me olvidé de ti”, pero cualquiera de ellos podría haber sido designado a tal efecto, ya que todos mantienen el mismo atractivo. El cadencioso “Náufrago”, los toques de rock sureño de “Perro fiel” o la sentida “Ya no tengo tu amor” completan un disco que se hace excesivamente corto y nos deja con ganas de más.

Esperemos que a este primer paso de Monterrey le sigan muchos más. Con estos mimbres lo natural es que salgan temas tan fascinantes como los que componen este EP. Rock clásico de alta escuela.

Santi Fernández «Shan Tee»