TOKIO “Pecados capitales” (2016)

¡ Comparte esta noticia !

tokio_pecadoscapitalesAquel EP llamado “Gen Egoísta” (2014), cuyo comentario podéis leer en esta misma web, supuso la vuelta de Tokio tras 22 años de inactividad. Atrás quedó su primera época, que nos dejó un único disco (“Triangles”, de 1989), tras el cual la banda se dio un descanso de más de dos décadas.

Afortunadamente, “Gen egoísta” no ha quedado como flor de un día. La prueba es este “Pecados capitales” que tenemos entre manos, que sigue la línea marcada en su regreso, con la elección del castellano como medio de expresión y manteniendo la misma formación con la que grabaron aquel EP de 2014: Los históricos Manuel Escudero (voz), Juan Carlos Martín (guitarra) y Alberto Fernández (teclados), junto a la base rítmica de estos Tokio del siglo XXI: Julio Bajo (bajo) y Lolo Quintanar (batería).

Estamos ante un disco conceptual. Como su nombre indica, su temática versa sobre los Pecados Capitales. Y no sólo sobre los históricos 7 Pecados Capitales que enumeró el papa Gregorio Magno en el siglo VI (lujuria, pereza, gula, ira, envidia, avaricia y orgullo), sino que la banda ha añadido otros 3 (rencor, traición y violencia), ofreciendo otras muestras más de la debilidad humana, y de paso consiguiendo componer los temas necesarios para completar el disco.

Así, son 10 los “Pecados capitales” desde la visión de Tokio, a los que se añade un corte final llamado “Dante” que no es sino una outro de teclados sin demasiado interés.

Además de la lírica de cada tema, en la cual se expresa la visión del grupo sobre cada pecado capital, musicalmente encontramos una combinación entre temas de puro rock melódico con otros más claramente hard rock, demostrando que la banda es capaz de navegar con soltura en ambos estilos. La destacada presencia de teclados y las melodías dulzonas del rock melódico consiguen temas del calibre de “Ira”, “Avaricia”, “Traición” o “Soberbia”, mientras que el grupo aprieta los dientes para conseguir temas más duros como “Envidia” (uno de los mejores cortes del disco), “Gula”, “Rencor” o “Pereza”, que a pesar de su nombre es el tema más cañero del disco.

Además, tenemos un precioso medio tiempo como “Avaricia”, muy inspirado y con mucho gusto, más una balada, “Violencia”, que muestran la cara más tierna de Tokio.

Los paralelismos de Tokio con Sangre Azul ya eran evidentes en su primera etapa, allá en los ’80. Desde su estilo e imagen hasta su localidad de nacimiento (Pinto, muy cerquita de Madrid) hacían que las comparaciones, más que odiosas, fueran inevitables. A día de hoy, los Tokio actuales siguen recordando a aquella forma de entender el Rock, en el sentido más positivo de la expresión: la banda suena muy bien, los temas son atractivos y los músicos demuestran un gran nivel, en especial la voz de Manuel Escudero, de quien diría que canta mejor que nunca.

Instrumentalmente, el grupo es muy competente. La base rítmica imprime fuerza y tanto la guitarra de Juan Carlos Martín como los teclados de Alberto Fernández, siempre muy presentes, otorgan al grupo su personalidad. Además, el excelente sonido conseguido en los Anhell Studios es la guinda que permite disfrutar de cada tema en las mejores condiciones.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero el caso de Tokio es una de esas excepciones que confirman la regla. “Pecados capitales” es, sin duda, el mejor de los 3 trabajos que han editado hasta la fecha. Un disco para disfrutar.

[youtube]https://youtu.be/Q7z5-0VjgxM[/youtube]

Santi Fernández «Shan Tee»