TOPO – mayo 2004

¡ Comparte esta noticia !

Miércoles, 19 de mayo de 2004. Madrid se prepara para la tan cacareada boda real, pero nosotros llevamos otra ilusión en el cuerpo. Vamos a entrevistar a José Luis Jiménez y Lele Laína, leyendas vivientes del Rock en España, fundadores de Asfalto primero y Topo después. Están de actualidad porque días después se ponía a la venta un disco con todos sus clásicos vueltos a grabar. Pocos días antes les habíamos visto actuar en la vallecana sala Hebe, dejándonos un grato sabor de boca. Así que Dioforever y un servidor nos plantamos en la preciosa casa de José Luis Jiménez, en donde tiene montado un pequeño local de ensayo. Y allí, rodeados de guitarras, baterías y un feeling que se podía palpar, tuvo lugar la agradable charla que ahora os ofrecemos.

Shan Tee: Bueno, contadme un poco lo que estáis preparando… Yo he oído una canción, el “Días de Escuela”, que está colgada por ahí en alguna Web…

José Luis Jiménez: Sí, así era más o menos como iba a quedar, pero no es la versión definitiva, porque eso era como una especie de maqueta. Es que todo esto viene a cuento porque estaba yo un día con Ángel Romero, que es amigo mío, y es promotor de conciertos y manager.. y estábamos en su casa, me trae una guitarra y me dice “venga, tócate algo…” y yo empecé a tocar canciones de los Kinks… como ésta (se pone a tocar una guitarra eléctrica desenchufada que tenía entre manos). Canciones de este tipo… y entonces me dice “pero hombre, toca algo de Asfalto…” “buah, de eso ya ni me acuerdo…” Total, que hicimos allí el “Días de Escuela”… Yo le había contado que había estado viendo a Ray Davies, aquí en el Palacio de Congresos… porque yo soy un fan de Ray Davies… a mí es un tío que me encanta… y le dije que iba con un guitarrista, todo muy bonito… y me dice “coño, eso es lo que teníais que hacer, y hacemos un disco, y lo grabamos en directo…” “Bueno, pues es una buena idea…” y se lo dije a Lele… pero pasó el tiempo y no le dimos importancia. Pero el que sí le dio importancia fue él, y un día nos dice “oye, que os he reservado un estudio para que hagáis cuatro temas para presentarlo a las Compañías, en plan de maqueta a ver qué pasa. Lo hicimos, se lo dimos y al día siguiente ya tenía una Compañía, ya lo había movido, y nos dice “seguid grabando”. Y seguimos grabando. Es decir, que las cuatro canciones primeras que hicimos sirvieron ya para el disco, porque todo lo quisimos hacer muy fresco, con guitarras acústicas, voces, batería, bajo y ya está… todo muy sencillito, como se hacen los temas, digamos que como suenan básicamente. Y así lo hicimos. El disco se llama “Canciones Básicas”, por eso. Todo muy así, pero el resultado ha quedado guay, ha quedado de puta madre, verdad?

Lele Laína: Si, si.. bueno, ha quedado exactamente como queríamos. Es cuando pretendes hacer algo y dices “yo quiero hacer esto en concreto” y al final lo ves y es justo la idea que tenías.

José Luis Jiménez: Lo que se pretendía es hacer un directo y grabarlo, pero todo eso hoy por hoy es muy difícil llevarlo a cabo, porque eso requiere ensayos, y más gente, teclados… y como nosotros éramos tres, decidimos hacerlo así, grabarlo básico en disco, primero porque no hay tiempo para hacer ensayos, hacer una girilla para grabar los temas… con todo eso nos pondríamos casi en el año que viene, porque las cosas son así en esto.

Lele Laína: Por muy rápido que lo hiciéramos se nos habría echado el verano encima.

José Luis Jiménez: Y entonces lo hicimos en estudio, lo más rápido que pudimos y ya está, el día 24 sale.

Shan Tee: Son todo clásicos de Topo y del primero de Asfalto, no?

José Luis Jiménez: Sí, las básicas, las canciones nuestras.

Lele Laína: Hay cosas interesantes en este disco, por ejemplo, finales, algún tipo de arreglo sobre la base de la canción, sin cambiar lo esencial de la canción. Eso lo convierte en algo interesante.

Shan Tee: Yo por lo que he oído me parece más acústico.

José Luis Jiménez: Sí, todo es más acústico, es como las primeras grabaciones de los Beatles, que las hacían prácticamente en vivo, montaban los micros y ya está, y tiraban p’alante. Hombre, exactamente así no es, porque luego hemos grabado las voces encima, se han hecho muchos recordings, pero en la base siempre había una guitarra, un bajo y una batería.

lainajimenez_cancionesbasicasShan Tee: ¿Salís como Topo, como Jiménez-Laína, como Laína-Jiménez…?

Lele Laína: José Luis Jiménez y Lele Laína: “Canciones Básicas”

José Luis Jiménez: Si nosotros salimos ahora como Topo… ¿a ver quien se acuerda ahora de Topo?

Shan Tee: Yo (risas). Ahora en serio, se acuerda más gente de la que te crees, mucha más.

José Luis Jiménez: Puede ser, pero nosotros no tenemos esa perspectiva.

Shan Tee: Mira como estaba el Hebe el otro día, de bote en bote

José Luis Jiménez: Sí, y al otro día fuimos a Segovia y estaba igual.

Lele Laína: Yo la sorpresa me la llevé un par de días antes, en la Universidad, que también pasó…

José Luis Jiménez: …y además con gente joven, de 17 ó 18 años, hasta 23 o así….

Lele Laína: Eso es lo que más sorprende, porque lo del Hebe me lo esperaba un poco más. No tanto, ni mucho menos. Pero no ya que se llenara, que eso sí me lo esperaba, lo que no me esperaba es la reacción tan fuerte, pero sin embargo, lo de la Universidad es que me quedé… como diciendo: qué fuerte, no? Era el primer contacto que teníamos, yo no sabía ni que había gente en la radio, que llegamos allí de repente y vimos que era en un aula y que había 400 personas allí metidas, un ambientazo allí con el humo y todo el rollo, todo el mundo fumando, y tú con la guitarra allí casi sin afinar, un desastre… pero fue sentarnos allí y es que fue sorprendente, se sabían todos los temas…

José Luis Jiménez: Nosotros lo único que pretendemos es subirnos a un escenario y tocar. Y divertirnos.

Shan Tee: Vais a hacer gira o algunos conciertos al menos?

José Luis Jiménez: Todo eso está en manos del productor, que es Ángel Romero, y nos ha conseguido actuaciones ya, aunque para los festivales quizás sea tarde ya.

Shan Tee: ¿A nivel de promoción, se va a lanzar como un disco con el cual van a apostar…?

José Luis Jiménez: Como un disco en el cual se han gastado la pasta. A nosotros hasta ahora, siempre que hemos grabado un disco, menos en el “Marea Negra”, siempre andaban con el reloj “joder, que lleváis muchas horas…” pero aquí no ha habido ninguna cortapisa, hemos hecho lo que hemos necesitado. No nos gustaba la masterización, porque la hacía un técnico especialista, pero no nos gustaba, y dijimos “no, la hacemos nosotros” y tuvimos que volver a masterizarlo todo, y muchas mezclas que no nos gustaban volvíamos a hacerlas… en fin, que por ese lado no ha habido ningún problema. Y ya te digo, estamos en forma y tirando p’alante.

Shan Tee: Sí, eso se vio el otro día, y yo la verdad es que no me lo esperaba así, me lo encontré un poco de sopetón, y la verdad es que me quedé impresionado.

Lele Laína: ¿Qué te esperabas? Como curiosidad…

José Luis Jiménez: Que saliéramos en la sillita de ruedas… (risas)

Lele Laína: Que nos dieran una sopita a alguno… (risas)

Shan Tee: No, no… primero pensaba “estos tíos se han rajao”, porque yo estaba allí desde las 9 y eran las 11 de la noche y allí no salía nadie (risas). Ya fuera de bromas, me esperaba un concierto acústico, porque el “Días de Escuela”, que es lo único que yo había oído, es muy acústico, mucho más que en el disco original. Además, el sitio invitaba a algo más tranqui. Pero empezasteis a dar caña… joer, los viejos rockeros nunca mueren!

Lele Laína: ¿Sabes que pasa? Que desde que empezamos esto hasta ahora hemos cambiado de idea en algunas cosas, quisiéramos tener otro guitarra más, porque yo me tengo que cargar todo el trabajo de la guitarra, y a veces me encuentro con que tengo que cubrir todo, y pienso “a ver cómo cubro yo esto?”, y hemos pensado que vamos a ser lo que éramos, porque si no es muy difícil hacer sonar eso, tú no puedes pasar de un sonido de guitarra acústica de repente a un solo, es demasiado contraste, y cortas además una tímbrica que viene sonando… o sea, es muy difícil. Así que estamos planteándonos meter a alguien.

Shan Tee: Sobre todo en las canciones del primer disco de Asfalto, en el que hay dos guitarras dobladas.. y en directo el otro día se echaba en falta.

Lele Laína: Es que hay hechos dúos en los solos, dúos de guitarra, y evidentemente en directo no los puedo hacer, necesito un tío de apoyo. Pero bueno, todo vendrá, a su tiempo, de momento estamos satisfechos.

Shan Tee: Desde luego, se os veía una cara de felicidad…

Lele Laína: Sí, nos agrada mucho, porque quieras que no te metes en un terreno en el que piensas “¿qué pasará?”. Siempre te la juegas un poco. Hombre, no es que fuera súper-transcendente, pero el prestigio siempre está ahí rondándote y diciéndote “macho, tienes que hacerlo bien, a ver cómo lo haces!”.

Dioforever: Yo lo que me he preguntado siempre es si como músicos no os ha picado la curiosidad de cuando estás casi en el anonimato durante mucho tiempo, que no os pique el gusanillo ese de decir “voy a salir a tocar”…

Lele Laína: No, si no hemos parado tanto. Hombre, José Luis tiene sus ocupaciones que ya le llevan mucho tiempo y mucho esfuerzo, y yo las mías, pero yo particularmente he seguido como músico todo el tiempo, lo que pasa es que en otros proyectos más sencillos, sin ninguna pretensión. Pero siempre estás pensando un poco en eso, pensando “a ver si hacemos…”, pero también estás esperando que haya una iniciativa por parte de alguien. Que sabes que puede llegar en cualquier momento, de hecho mira lo que ha pasado, no?, en el momento en el que menos te lo esperas lo tienes, pero nosotros ya hemos tenido otras ocasiones en el que hemos tomado iniciativas propias y las hemos llevado a un lado o a otro… de alguna manera siempre hemos estado. Y luego, pues nos vemos, componemos, o sea, tenemos temas. Ahora podíamos haber hecho perfectamente un disco nuevo completamente, si nos lo hubiéramos planteado así.

Shan Tee: ¿Tenéis previsto que esto vaya a tener continuidad?

Lele Laína: Nosotros hemos hecho este grupo de nuevo con idea de seguir, pase lo que pase.

Shan Tee: Y ya que este disco es todo basado en canciones antiguas acústicas, ¿no se os ha pasado por la cabeza darle un toque a Julio Castejón para que hiciera algo?

José Luis Jiménez: No, no, esto era una cosa nuestra, completamente. Además lo queríamos hacer todo nosotros, sencillamente porque estas canciones, prácticamente todas, las hicimos nosotros. Hombre, por ejemplo en “Días de Escuela”, ahí estaba Julio también, ahí participó, su guitarra estaba allí, y de la forma en la que componíamos antes no se puede decir “oye, es que este tema es mío”, en aquel momento se componía de una manera en que aunque saliera la idea de uno, se trabajaba en equipo, a lo mejor Lele hacía la estructura armónica, yo tenía el riff, luego la letra era una idea mía pero alguien cambiaba algo… pero luego se le daba forma y nadie podía decir “es que este tema es mío”. No, lo teníamos que firmar los cuatro porque realmente lo hacíamos los cuatro, en un localito un poco más grande que esto. Pero lo que sí es evidente es que los que cantaban los temas y los que tenían el “toque” del tema éramos nosotros. Y por eso lógicamente ahora oyes el tema y te sonará muy parecido o prácticamente igual. Lo único es que al haber pasado el tiempo le vas poniendo otras cositas.

Shan Tee: Hombre, se tiene que notar, que han pasado muchos años. ¿Y qué pasó entonces? Porque yo he oído ya varias versiones de por qué tuvo tan poca continuidad aquello de Asfalto.

José Luis Jiménez: Porque había dos fracciones, dos tendencias, y el verdadero Asfalto murió entonces. Porque ni Topo fue como Asfalto, porque quisimos hacer otra cosa, y ellos tampoco lo eran porque en principio las voces… no tenían voces, o sea, luego ya Julio se puso a cantar, pero el tema es que por causa de la Casa de Discos, que quería que alguien se quedara con el nombre, porque claro, se había quedado con un disco que estaba subiendo, que estaba vendiendo, y no tenía un grupo detrás. Y entonces hizo todo lo posible para que fueran los otros.

Shan Tee: Sí, porque además os fuisteis nada más salir el disco a la calle, casi el mismo día de salir.

Lele Laína: No tanto, pero casi.

Shan Tee: Pues eso, que tampoco le disteis mucha oportunidad a saber si iba a ir bien o no.

José Luis Jiménez: Sí, pero ellos se cogieron el disco y se forraron, tío. Tuvieron dos años en los que se forraron.

Lele Laína: Cuando tienes veintipocos años no eres consciente de todo lo que haces.

José Luis Jiménez: Yo no me arrepiento, todos los pasos que di entonces los volvería a dar sin dudarlo. Por que al año siguiente Topo estaba ya funcionando, así que no pasaba nada.

Shan Tee: Tuvisteis problemas con la Casa de Discos.

José Luis Jiménez: Sí, hubo allí un mogollón con el Mariscal Romero.

Lele Laína: Yo entiendo que se cabreara, pero… nosotros habíamos hecho ya otro grupo con Terry y con Víctor.

José Luis Jiménez: Éramos jóvenes, y teníamos un colega de toda la vida con el que habíamos estado compartiendo un montón de cosas, que era Terry, que prácticamente la banda esa que hicimos luego la habíamos empezado antes… Eso es lo que se tenía que haber llamado Asfalto, que luego no fue Lele ni siquiera, porque Lele grabó las primeras cosas y luego se fue. Hicimos trío entonces y funcionó bien, Fernando, Pancho y yo. Luego aquello se fue un poquito abajo por problemas familiares, y entonces yo rearmé la banda otra vez, llamé a Julio, a Enrique y a otro tío que era muy raro que ni siquiera me acuerdo cómo se llama…. espera… de apellido se llamaba Arrillaga.

Shan Tee: Armando de Castro también estuvo algún tiempo, no?

José Luis Jiménez: Sí, también. Armando estuvo en el 73 hasta el 74, lo que pasa es que aquella época no fue muy allá. Estaba bien, éramos muy Allman Brothers, una línea así, y eso se le daba muy bien. Cuando empezó a funcionar fue cuando entró Lele, en enero del año 75.

Lele Laína: Empezamos a hacer letras en castellano también…

José Luis Jiménez: Ya se empezó a mover la cosa, y ya no paró.

Shan Tee: Y Asfalto tenía un nombre ya, antes de grabar.

José Luis Jiménez: Joder, teníamos un nombre de la hostia… no parábamos de tocar. Yo me acuerdo que en febrero del año 77 tocamos 32 veces! O sea, que hacíamos dobletes, tripletes… Era la hostia.

Shan Tee: Sin disco ni nada en la calle. Por eso me extrañaba, después de todo eso, cuando por fin sacáis el disco, duráis menos que un chupachups a la puerta de un colegio.

asfalto_asfaltoJosé Luis Jiménez: Es que eso ya venía de antes. Además, nosotros habíamos estado mucho tiempo tocando, y tocando un montón de temas. Sin disco, y la gente cantaba las canciones, se las sabía de vernos aquí y allí. Y entonces grabamos un disco que a nosotros nos pareció nefasto, o sea, la mezcla era nefasta! Además, 40 horas para grabarlo, con mezclas y todo, de manera que eso lo hicimos más que en directo. En fin, que ya la puntilla fue el disco. Porque después de sonar como sonábamos… porque nosotros en directo no es que fuéramos muy buenos músicos, técnicamente hablando… hombre, Lele estaba bien… se lo digo a él porque está delante (risas), tenía mucho “toque”. El “toque” no es que corras mucho…

Shan Tee: Feeling.

José Luis Jiménez: Sí, lo que tienen los Beatles, que tienen “toque”

Lele Laína: Lo que no éramos era muy técnicos.

José Luis Jiménez: No había mucha técnica pero teníamos muchas ideas, joer, teníamos un montón de ideas, estábamos siempre elucubrando, había un montón de material, pero chocábamos en que no nos gustaban las cosas que Julio quería meter, y entonces había dos facciones que estábamos siempre chocando, y eso era muy jodido. Y las actuaciones en vivo eran la hostia, pero nosotros echábamos de menos un poco más de lujo, de técnica… entonces nos buscamos a Terry y a Víctor porque tocaban de puta madre. Luego ellos se buscaron a otros chicos y tocaban de puta madre también, es decir, que los dos mejoramos.

Shan Tee: Había como una especie de competición al principio, no? Cuando os fuisteis y montasteis Topo, siempre estaban las comparaciones, que eran inevitables.

José Luis Jiménez: Las comparaciones eran que nosotros íbamos de teloneros y ellos iban de superestrellas, porque tú tocabas en sitios donde Asfalto no había ido y no te conocían, y se tragaban que aquellos eran Asfalto. La gente tenía un lío que te cagas.

Lele Laína: A parte de todo eso es que creamos un misterio sin querer. La gente, los periodistas, estaban esperando para preguntarte “¿por qué os separasteis?” y esa era la pregunta de todo el mundo. Nos reíamos porque todo el mundo preguntaba lo mismo.

Shan Tee: ¡Fíjate que 26 años después te lo he vuelto a preguntar!

Lele Laína: Es que es lo mismo, es como los programas estos del corazón, que parece que tú no le das importancia, pero cuanta menos importancia le das más importancia le dan los demás.

José Luis Jiménez: Y los promotores, para joder más, nos ponían siempre en los carteles a ellos y a nosotros. Y claro, nosotros íbamos de teloneros, y luego ellos salían allí, y como tenían mucha pasta, porque estaban ganando mucha pasta, llevaban un equipo de luces de puta madre… pero eso les sirvió de poco, porque luego ya, al año siguiente nosotros éramos Topo y también llevábamos un equipo de puta madre.

Lele Laína: Se creó una carrera de armamento en el que todos llevábamos lo más posible, y llegó un momento en el que tuvimos que decir “vamos a parar esto porque nos lo vamos a gastar todo en técnicos”. Que si la moda de los telones, que si…

José Luis Jiménez: Mira, yo esto hasta te pediría que no lo revolvieras porque estoy hasta los cojones del tema, te lo juro.

Shan Tee: No te preocupes, que pasamos página. El primer disco de Topo también arrancó con mucha fuerza, allí hay un cerro de canciones que veintitantos años después son todo unos clásicos. ¡Pero no una ni dos, es que más de medio disco!

José Luis Jiménez: Ese disco yo creo que es la segunda parte del primero de Asfalto, porque los que lo habíamos hecho éramos prácticamente los mismos, con otra gente, pero seguía la línea. De hecho, “Mis amigos donde estarán” es la continuación del “Días de Escuela”, y recordaba la juventud en los billares por allí, en mi barrio, por Menéndez Pelayo… en fin, todo tenía una continuación. Luego tuvimos un bache muy gordo con el “Pret A Porter”, que fue un rollo que nos metió la Compañía y el productor…

Shan Tee: En esa época hubo un montón de cosas así, no solamente vosotros, ahí está el “Más Madera” de Leño…

José Luis Jiménez: Todo el mundo, lo que pasa es que a nosotros nos dijo Luis Soler, el de la Compañía, “vosotros sois los que podéis hacer el cambio, porque es que sois muy buenos…” Nos comía el coco. Nos decía “iros a Londres”, y nos fuimos a Londres, y estabas allí y veías a Police, y decías “¿dónde están Wishbone Ash? ¿y los Eagles?” Y no había nada de eso, estaban los punkies allí armando una que te cagas, y era un movimiento cultural y musical que había que tener en cuenta, y eso es lo que funcionó entonces, la moda…

Shan Tee: Os salió muy blandito el disco..

Lele Laína: Nosotros teníamos hecho un álbum ya. Ese álbum que tú oyes ahí era como si pelas una gallina.

José Luis Jiménez: Teníamos hecho el álbum y le tuvimos que dar una patada. Este disco lo hicimos en el estudio, prácticamente. Había una canción, por ejemplo, que nos habían pedido una canción para Mocedades, y entonces les habíamos hecho una que le gustaba mucho. Y empezamos una canción Lele y yo con la guitarra en el estudio, que se llama “Inesperadamente” porque esa canción se hizo en 10 minutos, sin letra, tal y como salió. Y luego ya “inesperadamente nace una canción sin torturar el esquema…” pum, ya está el tema. Vamos a por otro.

Lele Laína: Sí, aprovechamos la coyuntura para hacer la letra.

José Luis Jiménez: En ese plan. De todas maneras, si lo analizas, el eje de las canciones me gusta, pero está amanerado. Eso llegó a jodernos mucho. Hasta que hicimos el “Marea Negra” nos fastidió mucho.

Shan Tee: Yo también lo he pensado muchas veces. Si coges por ejemplo, “Abélica”, la del “Correcaminos”… si hago una abstracción mental y le meto más distorsión, más fuerza… joder, sale otra cosa, y la melodía es la misma, la canción es la misma, pero…

Lele Laína: Es que es así la cosa, es lo que trataba de decirte antes, que si tú oyes la maqueta original, los temas eran del corte anterior, mejor o peor, pero del mismo estilo.

José Luis Jiménez: Nos decían “no, que así no os coméis nada…”

Lele Laína: Y tuvimos que cogerlos desde el principio y decir “venga, vamos a retomarlo de otra manera” y claro, salió otra cosa que no tiene nada que ver.

Shan Tee: Y luego ya viene el gran clásico: El “Marea Negra”. Nosotros en la página tenemos una sección de Clásicos, y está el primero de Asfalto, y está el “Marea Negra”.

Lele Laína: Yo opino que ese es un gran disco que se había merecido más de lo que fue.

José Luis Jiménez: Bueno, popularmente estuvo bastante bien. Lo que pasa es que a lo mejor no vendió lo que tenía que haber vendido.

Shan Tee: Pero eso también depende de otros factores externos, no sólo de la calidad del disco, no?

José Luis Jiménez: Sí, puede ser. Y luego ya al año siguiente nos separamos, porque siempre vas buscando hacer cosas nuevas. El hecho de seguir con una cosa por cojones… Pero vamos, nos separamos por culpa de la Compañía, de la CBS.

Lele Laína: Fue un bache gordo, estaba raro el ambiente.

Shan Tee: La idea que yo tengo es que el “Marea Negra” funcionó aceptablemente.

José Luis Jiménez: Sí, pero fue un momento raro. Ese año nos separamos los Leño, nosotros… o sea, había ganas de hacer otras cosas. Hablabas con Leño y estaban cansados, nosotros también… y luego la movida madrileña esta de los cojones tuvo mucho que ver también, porque el verdadero cambio no lo hicieron ellos, lo hicimos nosotros.

Shan Tee: Sin embargo, en esos mismos años fue cuando reventó Barón Rojo, cuando reventó Obús…

José Luis Jiménez: Ya, pero eso era música Heavy… Heavy Metal, pero nosotros no éramos heavies, éramos rockeros… de toda la vida.

Shan Tee: Sí, pero parte del público era común.

Lele Laína: Cuidado, que yo te puedo contar actuaciones de aparecer en un sitio pensando eso que estás diciendo, y llegas allí y te das cuenta de que estaba diferenciadísimo, ésta música tiene su público y nosotros tenemos el nuestro.

José Luis Jiménez: Lo que pasa es que eso fue que en Estados Unidos empezaron a salir un montón de grupos de Heavy Metal, los Bon Jovis, y demás… y en Inglaterra los Iron Maiden… hubo una eclosión de grupos de Heavy Metal, y los representantes de todo aquel movimiento aquí eran Barón Rojo y un poco más atrás los Obús. Pero tú tocabas en cualquier festival, que entonces también estaba Miguel Ríos, Leño… y daba igual.

Lele Laína: Hombre, cuando había festivales de este tipo sí era más habitual mezclar el público. Pero si tú ibas a tocar con Barón Rojo a cualquier sitio, por ejemplo a Barcelona, ahí sí se notaba, ellos tenían su sector y nosotros el nuestro.

Dioforever: Pero yo creo que era compatible un cartel Barón Rojo / Topo.

Lele Laína: Sí, pero yo lo notaba.

José Luis Jiménez: En los festivales grandes sí, lo único es que si ibas a un sitio en el que anunciaban a Barón Rojo y nos sacaban a nosotros, la gente había ido a ver a Barón Rojo, que era lo último que había, al margen de que nos vieran a nosotros. Y entonces la aceptación no es la misma.

Lele Laína: Las mentes ya no estaban tan abiertas como anteriormente, que llegaban los festivales y la gente decía “a ver quién sale..”

José Luis Jiménez: Lo de puta madre eran los festivales de los últimos ’70 y primeros ’80 en que lo mismo te salía Triana, luego salía Bloque, luego salía Topo, luego te salía Alarma o Miguel Ríos… o sea, eran estilos completamente distintos, no tenían nada que ver uno con otro.

Lele Laína: Y la gente enrolladísima.

José Luis Jiménez: Sin embargo, después, que estaba de moda el Heavy Metal de ese corte de bandas, que había muchas, los Sangre Azul… te salían 5 de esos, y el público había ido a ver a esa gente, y luego a lo mejor te habían metido a ti, y tú tenías también tu parte de público, pero la gran mayoría había ido a ver Heavy Metal. Fue cuando Julio y esta gente tuvieron mucha vista y metieron a Miguel Oñate, y ese tío les dio todo el rollo del Robert Plant, porque era más guapo todavía que Robert Plant (risas). No cantaba igual, pero…

Shan Tee: después es cuando deshacéis Topo y…

José Luis Jiménez: No, yo seguí con Topo.

Shan Tee: Ya, pero lo reformas con Luis Cruz, Pablo Salinas y Cacho Casal.

José Luis Jiménez: Sí, y curiosamente pegamos un subidón que te cagas. Un pelotazo, tío…

Shan Tee: Luis Cruz era muy jovencito entonces.

José Luis Jiménez: Sí, él tenía 17 años, y Pablo Salinas 18. Y tocaba la guitarra y el teclado, era un virtuoso, yo no sé de donde habían sacado a esos tíos… Yo le vi un día tocar a Luis Cruz con una orquesta y le dije “oye, tío, a ti te interesaría tocar conmigo?” Y nos juntamos él y yo y probamos a 40 baterías. Pero 40 baterías contados, eh? Hubo un momento en el que dijimos “vamos a parar, vamos a darnos un tiempo”, porque no nos gustaba ninguno.

Shan Tee: Y apareció Cacho.

José Luis Jiménez: Sí, apareció por allí Cacho, y en aquel momento tocaba muy p’adentro, no estaba a la altura. Porque a nosotros siempre nos han gustado los baterías… la pegada que tenía Terry de bombo y de caja era… era el John Bonham español, y Cacho de momento no estaba a la altura, pero el hombre es un músico acojonante y empezó a ensayar, y después de tres días o cuatro no veas como sonaba.

Shan Tee: Yo os vi en el Canciller con esa formación un día…

José Luis Jiménez: ¿En el directo? Hicimos ese directo, que se vendió mucho en Madrid, se agotó y no volvieron a hacer reediciones.

Shan Tee: ¿El de la portada de Marillion? (risas)

José Luis Jiménez: Sí, ese… Había prisa por sacarlo y… (risas)

Shan Tee: Os vi varias veces allí en aquella época.

José Luis Jiménez: Sí, estábamos tocando en el Canciller cada dos por tres…

Shan Tee: …y en aquello que se hizo de “Las 24 horas de Radio 3”, que lo pusieron por televisión… yo lo tengo en casa grabado y se ve una banda con un empaque… y lo de Luis Cruz, espectacular! Y sigue igual, porque está ahora en el musical de Queen y…

Dioforever: A mi me sorprendió mucho verle allí, y tenía un momento allí que me puso los pelos de punta.

José Luis Jiménez: Hicieron un casting con muchos guitarristas, y estaban probando a muchos guitarristas, y cuando llegó Luis Cruz, le señaló Brian May y dijo… ese!

Lele Laína: Tú le pones cualquier cosa, le dices “ahí hay una radio, enchúfate” y el tío se enchufa y te deja… ¿cómo es posible?

Shan Tee: ¿Y el “Ciudad de Músicos” funcionó bien?

José Luis Jiménez: A nivel de ventas no lo sé. Desde luego funcionó muy bien a nivel a nivel nuestro, es decir, nos permitió tocar en muchos sitios, en toda España. La diferencia es que cuando nos deshicimos Topo, nos habían metido en un pueblo por Toledo, y había poca gente… y incluso el hecho de parar fue un poco por eso también, por ese día… sin embargo, con esa otra formación, nos deshicimos en Ibi, en un festival, con 4.000 personas, sólo los grupos locales y nosotros, así que fíjate qué diferencia. O sea, que con aquel grupo aquello funcionó. Lo que pasa es que en aquella época no me atraía seguir con esa banda, no me gustaba. No me encontraba bien, tenía yo mis problemillas…

Shan Tee: El disco en directo suena muy bien, con tantos invitados quedó muy bonito…

José Luis Jiménez: Es uno de los mejores discos de Rock, por lo que me dice la gente… yo no tengo ni puta idea, yo grabo los discos y luego ya no los oigo. Mira, los escucho ahora porque estamos montando algún tema, pero ya no los oigo, me olvido de ellos…

Lele Laína: Los tienes ya tan asimilados que…

José Luis Jiménez: Eso ya lo he hecho, paso a otra historia

Shan Tee: Ahí estaba Chapa ya muriéndose, estaba muy mal, fue casi al final.

José Luis Jiménez: Pero el disco ese, el doble en directo, se vendió muy bien.

Lele Laína: Pero qué importante fue Chapa, eh?

Shan Tee: Hombre, al principio parecía que no había otra cosa…

José Luis Jiménez: Luego entramos en contacto con Julio, e hicimos una banda que se llamaba la Rockorquesta, pero aquello no… es que estaba Terry enfermo ya, y tampoco nos apetecía mucho hacerlo. Luego hicimos un homenaje a Terry que fue un exitazo, fue un montón de gente allí y Asfalto tuvimos tanto éxito allí, cuando salimos a tocar Enrique, Julio, Lele y yo, que dijimos, “por qué no retomamos esto”, porque nos dio subidón. Y lo retomamos, pero…

Dioforever: Yo os quería preguntar si os sorprendió aquella noche, en el Homenaje a Terry Barrios, la respuesta del público y también de la gente que se subió al escenario esa noche, porque fue la hostia. Yo tengo un recuerdo de esa noche como algo bárbaro.

José Luis Jiménez: Yo creo que ha sido el Homenaje de Rock más importante, de los que yo he visto en Madrid, que se le ha hecho a alguien, porque además, todo el mundo llamaba para participar.

Dioforever: ¿Fue espontánea la participación?

José Luis Jiménez: Sí, al principio nosotros nos cortaba mucho, pero luego nos llamaba Rosendo “oye, tío, que yo quiero participar…”, Enrique Urquijo… “¿quieres tocar? De puta madre, vente para acá…”, Manolo Tena, Miguel Ríos, José Carlos Molina… todo el mundo que quiso tocar, tocó. Lo organizó todo Enrique Cajide, él fue quien se encargó de llamar a todo el mundo, coordinar.. es un coordinador cojonudo, es una persona muy organizada.

Dioforever: Hubo un reventón de público impresionante.

José Luis Jiménez: Y se quedó fuera en la calle muchísima gente.

asfalto_15anosShan Tee: ¿Y por el subidón que dices fue lo de hacer el “15 años de música” de Asfalto?

José Luis Jiménez: No, eso fue antes. Eso fue una cosa para ganar dinero (risas), pero no nosotros, claro… Aquí Julio y Enrique, que tenían un sello, con eso sí ganaron dinero….

Shan Tee: Pero eso tuvo continuidad.

José Luis Jiménez: Sí, pero llegó un momento en que… fue un mal rollo, tocamos en Aqualung y luego tocamos en Canciller, y allí invitamos a mucha gente a tocar, y hubo un mal rollo, porque pusieron los carteles, recordando la fiesta aquella de Terry Barrios, algo como que aquello era el homenaje otra vez a Terry Barrios, no tenía sentido, y eso fue lo que nos descolocó…

Shan Tee: Era la época del “Solo por Dinero”, no?

asfalto_solopordineroJosé Luis Jiménez: “Sólo por Dinero”… ese es el peor título de disco que he oído en mi puta vida, y más para nosotros, no sé de qué viene, pero Julio lo puso…

Shan Tee: A mi me dijo que fue de una llamada telefónica de un periodista que tuvisteis en el estudio según estabais grabando. Lo puso en plan irónico y la gente no lo entendió.

José Luis Jiménez: ¿Quien, Julio? Si te lo dijo él…

Shan Tee: Él me lo dijo a mí igual que estoy ahora hablando contigo.

José Luis Jiménez: Igual es así, pero yo jamás he sabido por qué se llamó “Sólo por dinero”. Ya te digo, yo cuando hago los álbumes, me olvido, y no sabía ni que se iba a llamar “Sólo por dinero”. Yo allí puse mis temas… y además, ese disco precisamente tiene dos vertientes, una es una vertiente de Lele y mía, y otra es una de Julio, que hizo allí dos o tres temas, o cuatro, no sé cuantos temas hizo…

Lele Laína: Ese disco tiene algunos temas muy buenos, pero es muy triste. Es como un disco de luto, una cosa rara para nosotros.

José Luis Jiménez: Sí, porque estaba Terry allí.

Shan Tee: Y estaba mal ya. Está allí la última canción que hizo.

Lele Laína: Sí, hay varios factores ahí… a mi me resulta un disco que me cuesta oírlo porque me produce tristeza.

José Luis Jiménez: Hicimos una canción muy triste que se llamaba “El lado oscuro de la calle”, que era de Terry y de Lele, y yo le puse una letra.

Lele Laína: Era de Terry más que mío, aunque yo tenía un trozo. Era un tema que él tenía casi terminado y yo puse algo…

José Luis Jiménez: El caso es que todos esos momentos los recuerdo bien, porque nos divertimos mucho. Siempre que nos subíamos a tocar nos divertíamos, con Julio y Enrique nos lo pasábamos de puta madre.

asfalto_elplanentadeloslocosShan Tee: Eso luego tuvo continuidad, porque lo de “El Planeta de los Locos” que vino después…

José Luis Jiménez: Sí, eso es cuando después de lo de Terry, es cuando te dijimos que luego volvimos a juntarnos y a ensayar, y empezamos a tocar, y tocamos un montón. Lo que pasa es que creo que era una época peor que la de ahora en cuanto a lo de sacar a un grupo adelante. O quizás es que para aquel grupo no era el momento, no lo sé. Pero lo que sí sé es que nos lo pasábamos de puta madre, o sea subidos en un escenario tocando con Julio y con Enrique, hay algo especial que pasaba cuando nosotros estábamos en un escenario, que no les pasaba a ellos por su parte, porque Julio me lo decía por su lado y Enrique por el suyo, y a nosotros nos pasaba igual, que había algo en el público, mágico, que con eso funcionaba. Y claro, técnicamente no puedes comparar a Enrique con Terry, es decir, Terry era demoledor, pero eso a veces no es lo importante, lo importante no es tocar mucho, sino que lo que toques tenga magia, y aquello tuvo magia. Bueno, y Topo tuvo magia también, pero aquello funcionaba por sí sólo, eso hay que decirlo.

Lele Laína: El público te cogía y te llevaba en volandas, no tenías que hacer nada.

José Luis Jiménez: Aquello funcionaba, había una química que funcionaba de puta madre.

Lele Laína: Yo había veces en que salía de las actuaciones y llegaba al camerino cabreado “joder, qué mal hemos tocado, qué mierda! Pero cómo es posible?” y de repente te dabas la vuelta y entra un tío adorándote, y 20 más… y no me lo podía creer, era imposible. Con Bulli lo hemos comentado muchas veces. Su máxima es: “vamos a tocar como el culo porque ese día es el que la gente va a flipar”, y el día en que tocas de puta madre, la gente dice “bien, ha estado bien”, pero no pasa nada.

José Luis Jiménez: Nos dicen “habéis estado muy técnicos” (risas)

Lele Laína: Yo me acuerdo de sitios, sobre todo en la parte del final, que llegabas a la hora de tocar, estabas allí por la puerta y no podías ni entrar de la gente que había. O sea, no nos dábamos cuenta de lo que estábamos haciendo realmente, de lo que estaba pasando, te dabas una cuenta relativa.

José Luis Jiménez: Eso es para que te des cuenta que esto no funciona por dinero.

Shan Tee: Bueno, eso era una ironía.

José Luis Jiménez: Ya, pero no lo debería haber dicho así, sino utilizando otra expresión, porque si no nadie se entera de lo que quieres decir. No funciona por dinero, porque cuando llegó el momento, que nos pillamos un rebote con aquello de los carteles, sin llamarnos ni nada no volvimos a ensayar ni nada, nos olvidamos. Eso se diluyó. Sólo hicimos otra actuación, por compromiso porque el manager se había comprometido a hacer una actuación con el Partido Comunista, en las fiestas del PCE de septiembre, y esa fue la última vez que tocamos, pero no estaba Enrique porque no dio tiempo a avisarle ni nada. Vino un batería de sesión.

Shan Tee: Y ahí se os pierde la pista durante mucho tiempo.

José Luis Jiménez: Nada más. Nothing de rasking

Shan Tee: Hasta “La Jaula del Silencio”, y de ahí ya han pasado cuatro años.

José Luis Jiménez: “La Jaula del Silencio” es un disco… secreto, porque no pasó nada con él.

Lele Laína: Espero que cuando funcione algo de lo que hacemos, eso haga que la gente busque lo anterior: “Los discos secretos de Topo” (risas)

Shan Tee: Pero para eso hace falta que se reediten.

Lele Laína: Sí, siempre pasa, en cuanto le vean interés al asunto los reeditarán.

Shan Tee: Sí, es posible, es lo que te decía de “Mis amigos están vivos”. Yo lo tengo en vinilo, en mi casa de puta madre, pero como no puedo poner vinilos ya, me lo tengo que pasar a CD…

Lele Laína: Pero como llegues un día y pegues un pelotazo, todo el que tiene algo lo saca como loco.

José Luis Jiménez: Ese disco en concreto no lo han hecho en CD todavía. Lo deberían sacar.

Shan Tee: Joer, si cuesta cuatro duros reeditar eso!

José Luis Jiménez: Yo creo que las Compañías lo tienen, pero ni se preocupan de que lo tienen. No saben el potencial que pueden tener.

Lele Laína: O esperan a ver qué pasa.

Shan Tee: Es un disco que tiene ya unos años, lo pueden sacar en serie media… y a lo mejor, sacas este nuevo disco y vendes los cuatro anteriores.

José Luis Jiménez: No debe ser tan fácil cuando vas a Alcampo o a sitios normales, a los stands de El Corte Inglés o así no encuentras nada, sólo encuentras lo último de lo último.

Shan Tee: Ahí no encuentras nada de casi nadie, pero te vas a Madrid Rock o a la FNAC y tienes todo el catálogo de Chapa que han reeditado. Hasta discos que no se vendían ni en su día los han reeditado ahora.

Dioforever: Los discos de Sobredosis, de Goliath, de Tritón…

Shan Tee: Sobredosis vendió 4 discos en su día, y los han reeditado en CD ahora, o sea, que si no los vendió hace 20 años, cuando salió, y además sonaba como el culo…

Dioforever: Y ahora los ves en Madrid Rock, en un stand enorme, todos juntos, con más promoción que la que tuvieron en su día.

José Luis Jiménez: En fin, que hemos tenido baches, altibajos, pero ahí estamos. Estamos vivos.

Shan Tee: Y ahora con ganas de tirar p’alante, no?

José Luis Jiménez: Tú ten en cuenta una cosa, la gente que estaba el otro día en el Hebe se lo estaba pasando de puta madre, pero no creo que se lo pasara como yo. Ninguno os lo pasasteis como yo. Disfruto como un enano, y eso es lo mejor que hay, cuando te subes a un escenario y te lo pasas bien…

Shan Tee: Como veis ahora, en el año 2004, como está todo el panorama, ¿os veis parte de ello?

José Luis Jiménez: Mira, nosotros hemos hecho unas letras que sirven para hace 20 años y sirven para ahora, porque por ejemplo, “Abélica”… tú analízala.

Shan Tee: Sí, la hicisteis para George Bush (risas).

José Luis Jiménez: “El periódico”, “Vallecas 1996”… eso es el Gran Hermano, Operación Triunfo… la tele no descansa, es tu amiga… Nunca ha estado tan mediatizado el pueblo español con la televisión y tan controlado como ahora, con esos programas de mierda por todos sitios, que no puedes ver nada.

Shan Tee: Yo me refería más bien a la gente que hay ahora tocando y sacando discos. Todo el mundo tiene una referencia, igual que tú me hablabas de Allman Brothers o de Beatles…

José Luis Jiménez: Ahora nuestra referencia somos nosotros mismos

Shan Tee: Tienes el DVD este de la Transición, que se está vendiendo como rosquillas, y que se habla de algunos grupos de aquella época, aunque faltan otros cuantos.

José Luis Jiménez: Pero eso es una aberración lo que han hecho ahí, es una barbaridad. Me parece completamente nefasto, pero lo que pasa es que como no hay otra cosa, la gente tira de eso.

Shan Tee: Han tirado de material que tenían no editado.

José Luis Jiménez: ¿De aquella época qué hay? Un video que hizo Alfonso Arteseros de Obús, otro que hizo de Asfalto con Miguel, y ya está. Bueno, y lo de Barón Rojo. ¿Y eso es todo?

Shan Tee: Podía haber rescatado algo de la película aquella que se hizo…

José Luis Jiménez: “Nos va la marcha”.

Lele Laína: Y ya sabes quien sale ahí

Shan Tee: Pues sale Leño, por ejemplo, que hablar del Rock en la Transición y no hablar de Leño…

Lele Laína: ¿Y quien más?

José Luis Jiménez: Salimos nosotros, Cucharada, Teddy Bautista, Coz… éramos un montón de grupos allí, aquello era como El Álamo, era la hostia, la gente colándose…

Lele Laína: La gente iba con escaleras, tío!

José Luis Jiménez: Fíjate que lo organizamos los músicos, y se metieron allí, con el sitio abarrotado. Había más de 15.000 personas, y justo sacamos para cubrir los gastos, y estaba muy barata la entrada. Además, nosotros hacíamos de taquilleros, poníamos el equipo, poníamos…

Lele Laína: …el culo (risas)

José Luis Jiménez: …el catering, la organización, los carteles… lo pusimos todo.

Shan Tee: Bueno… ¿y de donde habéis sacado al batería? Bulli, di algo… (risas)

Bulli: Yo estaba con Granada en esa época. Estuve en muchos grupos de la época, Sheriff, Whisky Davis…

Lele Laína: Bulli tocaba en estos últimos tiempos con los Hobbies…

Shan Tee: Ah, con Sherpa.

Bulli: Sí. He hecho muchas cosas, tuve un trío que éramos Javier Vargas, Sherpa y yo.

Shan Tee: ¿Ahora?

Bulli: No, hace años, justo antes de meterse en Barón Rojo.

Shan Tee: Eso si que no lo sabía yo. ¿Con Javier Vargas? Vaya una sorpresa…

Bulli: Íbamos por ahí por los clubs más cutres…

Shan Tee: ¿Y con los Hobbies qué tal? Porque yo he oído cada cosa de los Hobbies…

Bulli: Estuvimos 7 años.

Shan Tee: Yo he oído hablar muy mal de Sherpa en los Hobbies. Muy dictatorial.

Bulli: Pues no es el Sherpa, eran otros… era Guzmán, ese es el bicho raro. Lo que pasa es que toda la gente le tiene como muy guay…

Shan Tee: Hacíais sólo versiones de Beatles, no?

Bulli: Casi todo. Luego formamos Sargento Pepe, en donde ya estaba Lele.

Lele Laína: La experiencia que yo he tenido con Sherpa ha sido tocar en este grupo. Es un tío muy raro. Tiene sus cosas, pero en lo esencial es un buen tío. Yo también he tenido alguna pequeña experiencia con Guzmán y me quedé un poco raro.

Shan Tee: Bueno, pues muchas gracias por atendernos y todo el tiempo que nos habéis dedicado.

José Luis Jiménez: Gracias a ti.

Se nos pasó la tarde volando. Ya con la grabadora apagada seguimos hablando un buen rato con ellos y con la encantadora mujer de José Luis. Y nos fuimos con la agradable sensación de haber compartido una tarde con parte de la historia del Rock de este país.