OBÚS “El que más” (1984)

¡ Comparte esta noticia !

obus_elquemasEn la primera mitad de los ’80, Obús era uno de los grandes del heavy metal nacional, disputándole el liderazgo a Barón Rojo. Su debut, (“Prepárate” – 1981) fue un bombazo que les puso de inmediato en primera línea del pujante rock español de la época. Sin embargo, su segundo disco (“Poderoso como el trueno” – 1982) había generado algunas dudas, no por la calidad de los temas incluidos en él sino por la producción “moderna” y algunos sonidos de sintetizador que no cayeron bien en sus seguidores. Su productor, el afamado Tino Casal, ya había producido el primer disco, pero aquí incluyó algunos elementos del tecno con el que triunfaba en las discotecas y que sentaron bastante mal al público de rock.

Por todo ello, la edición del tercer disco era crucial, a la espera de si esas dudas iban a ser despejadas. Contando con el apoyo financiero de Chapa Discos (filial dedicada al rock que estaba dando pingües beneficios a Zafiro), la banda se fue a grabar el disco a los prestigiosos Mediterraneo Studios de Ibiza, propiedad de Dave Holland (por entonces batería de Judas Priest), y donde durante más de una década grabaron multitud de grupos de rock, tanto nacionales como internacionales. Para la producción prescindieron de los servicios de Tino Casal, recayendo esta tarea en Luis Soler y el propio grupo, contando como ingeniero de sonido con Mark Dodson (quien ya había trabajado con Judas Priest) y el ingeniero americano Dennis Herman. Los resultados fueron totalmente satisfactorios. El disco sonaba como un cañón, rockero y contundente, sin ningún vestigio de los sonidos ajenos al rock que aparecían en el disco anterior.

La banda estaba en su plenitud, perfectamente engranados después de años de tocar juntos. Fortu estaba en su mejor momento como cantante, con voz poderosa y una actitud de líder que se llevaba a la gente de calle. Paco Laguna y Juan Luis Sobrio, con estilo sobrio pero efectivo, hacían sonar a Obús de forma fresca y contundente, con Fernando Sánchez demostrando ser uno de los mejores baterías del momento.

El disco está lleno de grandes clásicos, muchos de los cuales aún permanecen en el repertorio del grupo más de 30 años después. No en vano, el disco contiene alguno de los mejores temas de su carrera como la festiva “Vamos muy bien”, “Autopista” (con un gran despliegue vocal de Fortu) o la propia “El que más”, en la que además de la inspiración musical, en el apartado letrístico sacan su vena más macarra.

Precisamente las letras son otro de los puntos fuertes del disco. La ironía con la que tratan el tema de la cocaína en “La raya” o la mala leche contenida en “Juego sucio”, uno de mis temas preferidos del disco, muestran a unos Obús pletóricos en todos los sentidos.

Como curiosidad, el disco contiene un tema compuesto por Adrian Smith (Iron Maiden). A efectos de marketing fue efectivo, aunque “Alguien” no se encuentra entre los mejores temas del disco.

Sin duda, “El que más” se convirtió en la consagración definitiva de Obús, convirtiéndoles en uno de los referentes definitivos del heavy metal en España.

[youtube]https://youtu.be/l2MFy2o3Z6g[/youtube]

Santi Fernández «Shan Tee»