MICHAEL SCHENKER’S TEMPLE OF ROCK + GOLDEN GRAHAMS – Jueves 19 de noviembre de 2015, sala Joy Eslava (Madrid)

¡ Comparte esta noticia !

conciertos2015_msg_1911

Desde semanas antes del concierto se palpaba en el ambiente la sensación de las grandes ocasiones, ya que este no iba a ser un concierto más. Son muchas las ocasiones en las que Michael Schenker nos ha visitado para tocar en nuestro país, en todas las variaciones en las que ha mutado su nombre de guerra: “Michael Schenker Group”, aquel proyecto “McAuley Schenker Group” y el actual “Michael Schenker’s Temple of Rock” con el que por tercera vez se presentaba ante el público madrileño. Lo que hacía especial a este concierto era la noticia anunciada de que se iba a aprovechar el concierto de Madrid para grabar un DVD que será editado en todo el mundo. Esta circunstancia garantizaba un cuidado minucioso de la calidad de luces y sonido, así como una actitud de entrega total de los músicos en el concierto. Por no hablar de que a todos nos gusta tener un DVD en directo del que poder decir “yo estuve allí”.

Las limitaciones de horario que imponen salas como Joy Eslava, habitualmente dedicadas a un público más pijo y discotequero, obligan a la organización a confeccionar un horario muy tempranero. Esto es un problema para todos los que tenemos actividad laboral vespertina, ya que el día elegido para el concierto era laborable (un jueves). El grupo telonero se sustituyó pocos días antes del concierto (iban a ser Venrez) y se anunciaba a las 20:00 h., estando prevista la actuación de Michael Schenker a las 21:00 h.

logo_goldengrahams

Tras llegar no demasiado tarde a la céntrica ubicación de la sala y encontrarme con varios amigos con los que compartiría concierto, entré a la sala 10 minutos antes de la teórica salida de los teloneros. Y me encontré a Golden Grahams en mitad de su concierto, con una sala que registraba ya una excelente entrada.

conciertos2015_goldengrahams_1911aDado que debía buscar un buen sitio para hacer las fotos que adornan esta crónica, empleé bastante tiempo en llegar hasta las primeras filas mientras intentaba estar lo más atento posible a la actuación del grupo. Totalmente desconocidos para mi hasta ese momento, sólo pude llevarme una idea aproximada de su potencial.

conciertos2015_goldengrahams_1911bAunque en su página web se presentan como cuarteto, al menos a Madrid vinieron en formación de trío: Eddy Ray (bajo y voz), G. Halville (batería) y Brian Nonell (guitarra), sin aparecer por ningún lado el teórico vocalista John Giles.

Sólo vi medio concierto, pero me sirvió para comprobar que el grupo gira en torno a la figura del guitarrista Brian Nonell, todo un show-man que no para de gesticular, bailar y saltar como poseído por el demonio del rock and roll. Incluso en uno de los temas se bajó del escenario y se cruzó la sala para tocar desde el otro extremo, junto a la mesa de mezclas. También apareció algo más tarde con un hortera abrigo de pelo que combinaba con la concepción setentera del grupo y de su show, heredando el desparrame del rock primigenio. Durante su actuación me venían a la mente bandas como T-Rex. Me gustaría ver a esta banda en un concierto completo, encabezando el cartel aunque fuera en un local más pequeño. Tiene que ser toda una experiencia.

logo_michaelschenker

La sala estaba ya prácticamente llena, pero aún había público que no había podido llegar al concierto por motivos laborales. Lástima por ellos, porque aunque estaba anunciada la salida de Michael Schenker a las 21:00 h., lo cierto es que 15 minutos antes de esa hora las luces se apagaron y los músicos salieron al escenario.

Todo muy cuidado, como corresponde a la grabación de un DVD. Luces, sonido, disposición de los cámaras en varias ubicaciones… y un público entregado y expectante.

conciertos2015_msg_1911aLa banda que acompaña a Michael Schenker en esta andadura tiene un curriculum impresionante: Herman Rarebell (batería) y Francis Buchholz (bajo) formaron la base rítmica de los Scorpions más clásicos, y Doogie White un cantante reconocido por haber formado parte de los últimos Rainbow, con quienes grabó lo que a la postre fue su último disco, “Stranger in US all”. También ha pertenecido al grupo de Yngwie Malmsteen, a Praying Mantis y ha colaborado con otras bandas como Rata Blanca, con quien le vimos actuar en Madrid hace ya unos años. El grupo lo completa Wayne Findlay, comodín que combina teclados y guitarra rítmica (incluso se hace algún solo cuando el jefe se lo permite)

conciertos2015_msg_1911bEl concierto empezó a lo grande: “Doctor, Doctor” fue el encargado de abrir la noche, un tema habitual para cerrar sus conciertos hoy servía para generar una explosión de entusiasmo en el público.

Y es que, si con un grupo clásico tenemos la oportunidad de gozar con sus temas míticos y garantizar un repertorio de calidad, en el caso de Michael Schenker esta oportunidad aparece triplicada, ya que además de todos sus clásicos, en su set incluye algunos de los mejores temas tanto de UFO como de Scorpions, para gloria y disfrute de los que amamos el hard rock ochentero, mayoría casi unánime en este concierto, como es lógico.

conciertos2015_msg_1911cEstos temas son intercalados con algunos otros más recientes, como el “Live And Let Live” que sonó a continuación y que abre su último disco en estudio, “Spirit On A Mission”, el emotivo “Before The Devil Knows You’re Dead”, dedicada a Ronnie James Dio, o “Vigilante Man”, que dedicaron a ladrones, políticos y banqueros, en un discurso algo populista pero efectivo de Doogie White. También disfrutamos de una atractiva “For The Love Of The Lost And Lonely”, con muy buena interpretación de Doogie White.

conciertos2015_msg_1911dLa banda, muy activa en todo momento, era consciente de que era un día para darlo todo. No he visto en mi vida sonreír tanto a Michael Schenker, moviéndose más de lo habitual. El resto de músicos también estaban muy centrados. Doogie White es un cantante cumplidor, no es un súper clase pero se adapta bien al repertorio de unos temas que en su mayoría no han sido escrito para su voz. Me gustó especialmente el buen talante de Herman Rarebell y Francis Buchholz, quienes a pesar de su edad se mantienen joviales y son básicos en el buen sonido de la banda.

conciertos2015_msg_1911ePrecisamente su estancia en este proyecto permite disfrutar en directo de algunos temas básicos de Scorpions: “Lovedrive”, la instrumental “Coast To Coast” y un “Rock You Like A Hurricane” que sonó brutal y fue seguido con mucho entusiasmo por todos.

conciertos2015_msg_1911fPor supuesto, tampoco faltaron algunos temas de la etapa más clásica de MSG, aquella que con Gary Barden como cantante se codeaba con los más grandes de la época. Escuchar de nuevo en directo cañonazos como “Victim Of Illusion” o “Rock My Nights Away”, para el cual sacó una bonita guitarra con doble mástil, nos devuelve a aquellos primeros años dorados de Michael Schenker Group.

conciertos2015_msg_1911gSchenker siempre ha tenido muy presente su etapa en UFO, sacándole mucho partido a los temas que le acompañaron en esa época. Para esta ocasión nos ofreció, además de la inicial “Doctor, Doctor”, una inmensa “Lights Out”, “Natural Thing”, una muy divertida “Too Hot To Handle” cantada y bailada por todos, el subidón de adrenalina que siempre supone “Only You Can Rock Me” y, por supuesto, una extensa “Rock Bottom” que se alargó 14 minutos con un enorme solo de 9 que, sin ser de los mejores que le hemos visto, volvió a demostrar que Michael Schenker es uno de los guitarristas más lúcidos y precisos que ha dado el rock.

conciertos2015_msg_1911hTras una breve despedida que sirvió más que nada para que pudieran recuperar el resuello, la banda volvió al escenario. Doogie White agradeció nuestra presencia allí y quiso tener un recuerdo para las víctimas de los atentados de Paris, en especial para los que murieron en el concierto de Eagles of Death Metal. A ellos dedicó “Communion”, de su último disco “Spirit On A Mission”, a los que siguieron dos auténticos bombazos: “Attack Of The Mad Axeman” y un fin de fiesta grandioso con “Blackout”, con todo el público volcado hasta el final.

Eran las 11 de la noche y habíamos disfrutado de un concierto brutal, digno de aparecer en este nuevo DVD que pronto estará en las tiendas. Pronto nos veremos en él. Afortunadamente, las cámaras se apagaron antes de que el personal de seguridad de la sala desalojara el recinto con bastantes prisas y malos modos. Sigo soñando con que algún día no tengamos que sufrir que en algunas salas traten al público como ganado. Prefiero quedarme con la gran noche vivida y que ha sido inmortalizada para la posteridad.

Texto y fotos: Santi Fernández “Shan Tee”