Editorial Abril 2015: “Banda sonora procesional”

¡ Comparte esta noticia !

editorial_abril2015Estimado rockero o metalero, estando de lleno en el ecuador de la Semana Santa, si no has podido huir de la ciudad y no te atraen lo más mínimo las, cada vez más numerosas y masificadas, procesiones religiosas que invaden la ciudad, y especialmente el casco antiguo, donde se cortan calles, siendo tarea más que complicada llegar con el coche a tu destino, o incluso a pie entrar o salir de tu calle o vivienda… como se suele decir: “Si no puedes con tu enemigo, únete a él”.

Intenta abstraerte todo lo que puedas del gentío que invade las calles, cada vez más para contemplar algo más parecido a un circo, con perdón de los circos y trabajadores de éstos de verdad, que a algo austero y religioso, y no dejes que la música de esas bandas procesionales, que en muchas ocasiones hacen temblar hasta los cristales de las casas, te rompa los tímpanos, mejor sustitúyela por White Metal o Metal Cristiano, esa etiqueta musical que descubrimos en nuestro país a mediados de la década de los 80 con la banda norteamericana Stryper, recordando el primer álbum que me pasaron de ellos, “Soldiers Under Command” (1985), y que me grabé en una cinta Basf de 90´(en la otra cara el grandioso “Don´t Break The Oath” de Mercyful Fate… ¡¡¡toma contraste entre el Bien y el Mal!!!), comparando nuestro círculo de amistades al vocalista Michael Sweet, en su registro más suave y dulcificado, especialmente en las baladas, a la mismísima Olivia Newton-John. Siendo el cuarteto norteamericano (que llegó a salir en nuestro país en un especial de Thrash Metal, si mal no recuerdo editado por la editorial de la Popular 1, entre formaciones de Thrash y otras que aún me pregunto quién fue el lumbreras que las metió en dicho especial sin tener nada que ver) punta de lanza y los más reconocidos de un estilo que se puede decir que se originó y fue seguido principalmente en USA, siendo otros grupos contemporáneos, o incluso anteriores y precursores, de la banda de los hermanos Sweet y cía, pero sin tanto éxito ni repercusión, como Petra, Trouble, Messiah Prophet, Saint… o los suecos Leviticius. Esas letras ensalzando la palabra y divinidad de Cristo se extendieron a otros estilos metaleros, apareciendo grupos no sólo de Hard Rock y Heavy Metal clásico, también de otros estilos dentro del Metal como el Thrash Metal (formaciones como Believer, Vengeance Rising…) y Metal Extremo (Tourniquet…), extendiéndose a otros países y continentes, como por ejemplo los “aussies” Mortification liderados por Steve Rowe.

Así que es una opción, llevar la época procesional a ritmo de Heavy Metal con bandas anteriormente citadas, u otras como Bride (su vocalista Dale Thompson tenía un tremendo chorro de voz), Bloodgood (magnífico su primer álbum de título homónimo), Barren Cross, Guardian, Whitecross… Si no comulgas o detestas este tipo de bandas, te queda pasarte al “lado oscuro” y poner a todo trapo la canción “Tu Dios de madera” de Narco, o blasfemar rabiosamente y contundentemente con el más iracundo Black Metal (aunque los “inmaculados” tienen su réplica en el Unblack Metal).

Starbreaker